La intención amorosa del Universo para mi en esta experiencia

Si no existe nada fuera de Dios, entonces todo es perfecto. Incluso esta situación que ahora vivo, que ahora vivimos todos, en lo individual y lo colectivo. Y si todo es perfecto, ¿Cuál es la intención amorosa del universo para mí en esta experiencia? ¿Qué oportunidad me está siendo brindada para crecer y evolucionar?

Las condiciones en la que me toca vivir esta crisis mundial y el confinamiento, en dónde y con quién me toca compartir el tiempo y el espacio, me brindan la lección perfecta, aquella que mi alma necesita. Nada es casual.

A algunos les toca vivir la crisis del COVID-19 recién casados, otros lo viven lejos de sus parejas con quienes acaban de iniciar una relación y algunos con una pareja de la que ya se iban a separar. Hay a quien le tocó vivir este tiempo con sus padres con quienes no se lleva bien. Otros pasan el confinamiento solos.

A algunos les tocó pasar este tiempo en un lugar abierto a la naturaleza, a otros en un espacio cerrado en la ciudad. Algunos están esperando bebé, y otros despidiendo un ser querido y viviendo el duelo. A algunos les toca luchar por su vida en un hospital y salir victoriosos, y a algunos les toca perder esa batalla.

Es inútil desgastarme pensando en porqué me tocó esto, así o asado, a mí. Es momento de encontrar el para qué: ¿Qué me toca a mi aprender a través de esta experiencia? Y el gran reto es descubrir la bendición oculta detrás toda la situación, tanto para mí como para la humanidad.

Es momento de preguntarme qué he creado hasta ahora en todos los aspectos de mi vida: ¿Cómo es mi relación conmigo mismo y con los demás?, ¿Qué he construido y a costa de qué?, ¿De qué me siento satisfecho y qué quisiera cambiar?, ¿Qué es lo que realmente amo y valoro?, ¿Cuáles han sido mis prioridades y si estoy seguro que así las quiero mantener?, ¿Qué es lo que puedo aportar a mi familia, a mis seres queridos y al mundo? y finalmente ¿Cómo elijo vivir esta experiencia y cómo quiero vivir mi vida? Porque esto es lo único que en realidad está en mi control; mi postura ante la vida.

La Cábala dice que, suerte significa aprendizaje, tiempo y lugar. Suerte tiene aquel que aprende la lección en ese momento y en ese lugar.

Con humildad y alegría acepto mi lección y crezco para ser todo lo que puedo ser. Tomo esta experiencia como un reto para limpiar mi mirada de juicio y llenarla de misericordia, por mí mismo y por los demás, para ampliar el espectro de mi amor y así incluir al mayor número de seres que mi corazón es capaz de amar y para soltar el pasado y abrir la puerta al futuro más luminoso, más inspirador y brillante que sea capaz imaginar.

Porque Sanar está en MI

Namasté

13 vistas

©2020 by SANARESTAENMI. AlexenContigo